De Bruce Willis al K-pop, apuntes sobre masculinidad

Este artículo se hizo a 3 voces, yo escribí sobre conceptos ligados con la masculinidad representada por Bruce Willis, Isis aportó la información sobre el k-pop, e Iván concluyó cómo podemos integrar ambas construcciones.

johnmclane
Bruce Willis en su papel de John McClane en Die Hard (1988)

Dentro de los estudios de género, la masculinidad es entendida como la construcción cultural de género que designa el rol del varón dentro de la sociedad. Durante bastante tiempo éste rol ha sido definido con atributos como valentía, fuerza física, independencia, búsqueda por el éxito, competitividad y represión de las emociones afectivas, características que podemos identificar en los personajes de las películas de acción; por ejemplo, en el de John McClane de la saga “Die Hard” interpretado por Bruce Willis.

La construcción de roles sociales conforma la denominada “masculinidad hegemónica” que hace referencia tanto a la idea del dominio de los varones en los ámbitos de poder como a la forma en la que han sido educados para ser socialmente aceptados. Por tanto, la educación del varón está marcada en oposición a las tareas que se consideran femeninas (el niño no va al ballet, juega futbol) y si optan por una actividad “exclusiva de mujeres” se cuestiona su hombría y virilidad. Esto, porque en nuestra sociedad, se ha creado una mayor identificación entre la identidad del género y la orientación sexual de los varones que de las mujeres: “un hombre afeminado seguramente es homosexual o mariquita”.

No es casual, entonces, que John McClaine (junto con Rambo o Rocky) además de ser héroes de acción sean sex symbols a partir de los que se sigue construyendo el ideal de “macho”. Así, mientras la hombría se refiere a las cualidades morales, la virilidad engloba atributos físicos como cabello corto, pelo en pecho, piernas y brazos, voz grave, gran musculatura; características construidas como sinónimos de potencia sexual.

Sin embargo, a partir de los estudios de género estos atributos están siendo cada vez más cuestionados, sobre todo porque son responsables de la creación de un estereotipo que perjudica tanto a varones como a mujeres. A ellos porque se les sujeta a cumplir un cierto rol social a riesgo de que se cuestione su orientación  y su identidad sexualidad y a nosotras porque fomenta el machismo[1].

Un contra ejemplo de lo que representa la hombría en occidente lo podemos encontrar en Corea del Sur con las boy bands de K-pop que muestran varones bastante diferentes a los personajes de acción de las películas norteamericanas. Los cantantes de pop coreano son jóvenes de cuerpos delgados y afeitados, con peinados sofisticados que usan maquillaje llegando a tener incluso una apariencia andrógina o “delicada”.

BTs-5 (1)
Los integrantes del grupo musical BTS.

Resulta un poco problemático entender el surgimiento y aceptación de este tipo de masculinidad (conocida como flower boy), en un país fuertemente marcado por una ideología patriarcal y heteroformativa que son parte de su historia como nación (la hombría en Corea estaba relacionada con el cumplimiento del servicio militar, por ejemplo). Una pista la podemos encontrar en la propia historia del país: los flower boy surgieron a partir del cambio en las prohibiciones de los pilares japoneses que fueron inducidos en Corea a mediados de 1990, gracias a esto, el gobierno se hizo un poco más flexible en temas que tenían que ver con la belleza masculina y el culto al cuerpo; pero es posible rastrear antecedentes de estas prácticas durante el siglo XI principalmente en un grupo de jóvenes llamados Hwarang, que fueron conocidos durante el reinado de Silla  (antigua Corea) por el uso de maquillaje y productos de belleza. Hoy en día, para la industria cosmética, los hombres son un mercado potencial, se apuesta más por la moda y belleza que por competir contra el ideal occidental de virilidad.

El éxito del k-pop a nivel mundial nos hace preguntarnos ¿cómo es posible aceptar este tipo de masculinidad que dentro de nuestro ideal de lo masculino rompe con todo aquello que uno espera de la imagen de un varón? ¿cómo lograron no sólo imponerse en su país estrictamente machista, sino también en países tan lejanos para ellos como Estados Unidos y Latinoamérica? ¿qué nos hace a las mujeres voltear a mirar a estos hombres de apariencia andrógina y reconocerlos como algo hermoso (y tal vez sexy)?

Las respuestas que podríamos aventurar darían cuenta de cómo el k-pop, al margen de su aparente artificialidad musical y su aprovechamiento como producto, construye una idea del varón con características que a primera vista no se asocian con lo masculino y que por tanto son un espacio para la formación de la identidad. Así, sería posible plantear una hipótesis en la que es precisamente la búsqueda de diversidad la que genera un interés creciente por aquellos paradigmas que resultan distintos de los propios, al mismo tiempo que el lento pero innegable proceso de integración cultural de nuestra era globalizada involucra elementos foráneos y los normaliza en la sociedad en la que ingresan.

Resulta entonces lógico que la convivencia de dos masculinidades tan contrastantes (“macho alfa, pelo en pecho, lomo plateado” vs los flower boy) pueda causar, con el tiempo, una ruptura del estereotipo existente que facilite la integración de elementos previamente clasificados como divergentes. Los tres autores de este artículo no consideramos descabellado, tras ver estas tendencias, que la existencia de las mismas en un solo entorno pueda facilitar la convivencia social, contribuir a la abolición de la masculinidad que representaron en su momento personajes como John McClane o Rambo y siente las bases de una nueva que refleje de manera más integral el espectro en el que consiste el género.


[1] Una definición sencilla de machismo sostiene que es la manera de pensar de quien sostiene que el hombre es por naturaleza superior a la mujer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s