Carnívoros y vegetarianos, ¿el sexo es algo natural o cultural?

15492598_1806217799633609_5301852389235473314_n

La semana pasada tuve un incidente bastante desagradable mientras cocinaba un delicioso pollo al cilantro (darle click al nombre para ir a la receta). Lavé mi pollito como siempre, lo doré, agregué la salsa de cilantro y mientras se hervía un poco en la salsa, de una de las piernas salió un chorrito sangre y me salpicó; yo me sentí en la película de Carrie, cuando al final bañan a la adolescente en sangre de cerdo (la tendencia a exagerar es mi toque dramático). Separé esa pieza y me comí las que no sangraron, pero aun así fue algo incómodo, físicamente no me hizo ningún daño estomacal, pero anímicamente me sentí fatal y consideré seriamente la posibilidad de regresar al vegetarianismo.

En mi época de vegetariana yo tenía muy claro que había sido una decisión personal (natural por así decirlo) pero también muy ideológica, mis argumentos iban desde el maltrato animal, el respeto al medio ambiente, la salud, hasta el pensamiento budista de la no violencia. En esa época mi familia y yo tuvimos que adaptar muchas recetas de la comida mexicana que eran parte fundamental de nuestra dieta diaria a versiones sin carne: enchiladas verdes con queso, nunca con pollo, lo mismo para las enfrijoladas, las entomadatas, las enmoladas; el pipían fue un delicioso descubrimiento. Sopas de verduras, sopa azteca sin chicharron, crema de chile poblano, fajitas de champiñones, chiles rellenos, berenjenas, garbanzos, nopalitos, calabazas rellenas, y mucho aguacate y  semillas. Comer es “natural” en tanto se satisface una necesidad humana básica, pero optar por ser vegetariano o carnívoro es algo cultural; cuando ésta comparación la trasladamos al terreno de lo sexual puede complicarse un poco, lo obvio sería pensar que el sexo es algo “natural” en tanto satisface una necesidad humana básica y  preferir a los rubios sobre los morenos es algo cultural, error. El sexo siempre es cultural.

La sexualidad no es algo “natural” que obedece a la biología, en ese sentido el sexo “es natural en pulpos” dice la sexóloga Valérie Tasso, porque ellos no son educados apegándose a creencias o a una ideología; contrariamente a la idea popular del sexo como necesidad básica, dice la escritora: “el sexo es un valor para nosotros, por lo que no nos hace más animales, sino más humanos: pensemos en lo mucho que uno reflexiona sobre si se encuentra preparado o no para tener “su primera vez”. Y es que la sexualidad, al ser manifestación de la cultura está plagada de ideología, muestra de ello es el beso, que no es manifestación de ningún instinto humano, sino que prueba la capacidad que tenemos de comunicarnos con el otro en tanto seres que nos relacionamos. Y aún hay más, la sexualidad es tan distinta de un lugar a otro que prácticas sexuales que para nuestra cultura serían “normales” (que no “naturales”) puede que para otra no lo sean, justo de la misma forma que a otros países les extraña que usemos picante incluso en los dulces.

Antes me referí a la idea de que comer era un hecho natural pero incluso una acción que parece tan simple como ingerir un bocado la realizamos en un marco cultural: lo comemos con tenedor, con palillos de madera o con las manos. Por eso optar entre comer o no carne no es una decisión que se tome desde el argumento de lo biológico, comer carne no es algo “natural”, lo mismo que tampoco lo es dejar de hacerlo. Somos cultura. En nuestras acciones y decisiones evidenciamos lo que somos, nuestro contexto y cómo nos hemos conformado, queda a nuestra disposición entonces ponerle o no limón a los tacos, morder o no el habanero, usar o no perfume antes de una cita, dar besos “de piquito”, besos tiernos, besos de despedida, besos franceses o besos negros.

Anuncios

6 comentarios sobre “Carnívoros y vegetarianos, ¿el sexo es algo natural o cultural?

  1. No pude evitar reír cuando hablabas de tu experiencia desagradable con el pollo y a la vez compartías el link de la receta. Me gustó tu reflexión, al final todo lo que hacemos y dejamos de hacer está dentro de un marco cultural bien definido. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es y a la vez es una experiencia interesante porque todos nosotros somos cultura: nuestra forma de hablar, de vestir, de comer y a la vez las elecciones que hacemos, nunca salimos de la cultura. De hecho una de las primeras reflexiones sobre el sexo que tuve fue a partir de lo cultural “¿qué tan libres somos para fantasear algo?” (suponiendo que en la fantasía podríamos ser nosotros mismos) y ahora creo que ahí está otra respuesta similar: nuestras fantasías también dependerán del contexto en el que estamos. o.ó no somos libres.

      Me gusta

  2. Más allá de tener o no la libertad siento que la cultura es parte muy importante en cuanto la definición de la preferencia que uno da hacia gustos prácticos, actúa como un filtro. Sin embargo no puedo definir si se puede comparar algo como el sexo en algo cultural, más sería decir, la opinión del sexo si es cultural, que es lo que piensan, es moralmente satanizado o si es algo natural que sucede por reacciones del cuerpo, ya que con el acceso que tenemos a la información sobre el sexo popular sería la pornografia en Internet, entonces como puedo definir si lo que hago en mi vida sexual es aceptado por la cultura?

    Le gusta a 1 persona

    1. Tocas un punto muy interesante con el porno, es un gran ejemplo, ahí está la diferencia -cultural- entre si una imagen puede ser pornográfica o erótica, es una opinión subjetiva que a veces se impone por una mayoría (como sucede con el arte, que se avala por una crítica, etc.) Lo de la libertad me refería a las fantasías, es difícil salir de la cultura cuando fantaseamos porque estamos inmersos en ella, de ahí surgen y es sólo por la cultura que nos relacionamos con los otros (en una relación erótica). Pero es cierto que hay un impulso biológico sexual, me atreveré a decirle “necesidad”, sin embargo en los humanos no es algo “natural”, por eso el ejemplo de que es natural en los pulpos porque ellos no están en la cultura, puede que sintamos esa “necesidad” pero es sólo cuando la externamos que se hace cultura y creo que no podemos estar incomunicados 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s