Orgasmo

Screen_Shot_2017_04_12_at_61424_PM
“La petite mort”, Escuela francesa, siglo XIX

El orgasmo es inefable, habita en el terreno de lo pre-verbal pero al mismo tiempo trasciende el lenguaje: se vale de la expresión facial para hacerse evidente, se presenta[1] en el llanto, en la risa, en la contracción del cuerpo, en la grosería y en el gemido; acompañado -o no- de más secreciones del cuerpo para así llegar al silencio, a la aniquilación de la razón y de la palabra, a la pequeña muerte (petite mort según Georges Bataille omuerte chiquita” según nosotros los mexicanos y Café Tacvba).

De manera física, la petite mort alude al período refractario del modelo de respuesta sexual, pero yo creo que el orgasmo también confronta al tiempo, se experimenta durante un corto o largo instante; puede venir uno después de otro, al modo de las ondas que se expanden en el agua. Tampoco tiene muy clara su dirección, la sensación puede emanar de los genitales y extenderse a lo largo del cuerpo, pero también puede prescindir de ellos[2]; hay orgasmos auditivos y esto no es una metáfora.

El orgasmo no es un final que se persiga; es más, se puede quedar completamente satisfecho si no se tiene. Aquí aplica esa canción de Jorge Drexler que dice que debemos aprender a “amar la trama más que el desenlace”. El orgasmo tampoco es un destino; muchos “juegos preliminares” (que a mí se suenan a algo así como los teloneros del coito) pueden provocar uno o varios, de ahí que el orgasmo pueda presentarse al inicio, en medio o al final; y en este sentido quisiera poder hablar un poco más desde la perspectiva masculina (heterosexual, aclaro) porque es a partir de ella que hacemos una especie de cronología del coito. Sin embargo, para nosotras no hay un final cuando se llega a un orgasmo porque es un hecho independiente de la eyaculación (el famoso squirt), además nuestro período refractario es más corto, podemos tener un orgasmo y luego otro y seguir, seguir, seguir…

Por eso yo no entiendo esa pequeña muerte como el final de algo (tampoco entiendo la muerte de esa forma), aunque mi amiga M. tiene una metáfora muy bella al respecto: para ella, mientras el orgasmo -masculino- se encuentra con la muerte, el “alumbramiento” -femenino siempre- afirma la vida.
El orgasmo para mí es algo similar a un éxtasis: un salir de sí para encontrarse con el todo en tanto que somos un todo… mis palabras se vuelven oscuras cuando trato el tema y es que toda experiencia mística atraviesa el lenguaje verbal, se manifiesta en símbolos, alegorías o imágenes mentales, pero su comunicación; es decir el testimonio del místico sobre lo vivido, al igual que el orgasmo, a veces prefiere el silencio.

 

[1] Es una presencia, es decir se muestra a sí mismo, sin representar algo. Tampoco busca comunicarse con otra cosa.

[2] Es más, se cree que una mujer tiene orgasmos vaginales (bastaría la penetración del pene para producirlos) esto es incorrecto; debido al tamaño del clítoris y a su posición puede estimularse durante una penetración pero al menos durante la cópula sólo el clítoris es el responsable de producir placer.

Anuncios

3 comentarios sobre “Orgasmo

  1. Me parece que la idea de la muerte chiquita tiene más que ver con una sensación de salirse de sí, de presentar cierta inconsciencia a través del placer más que propiamente con una idea de tiempo o secuencia. =)

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, aunque a mi me parece una idea muy occidentalizada, ya sabes al estilo “salí de mi y vi mi cuerpo” tipo viaje astral, jeje… por eso la analogía que hago con el éxtasis místico. Pero sí, en todo caso la muerte nunca es un final -ya sea con el argumento de que somos energía o con esa idea que nuestros cuerpos putrefactos sirven para comida de gusanos, jaja- todo es un ciclo.

      Le gusta a 1 persona

  2. De modo que el orgasmo no es solo genital, sino mental, así como lo mencionas… Yo quiero creer que es más propenso a producirlo o sentirlo cuando no es la excitación lo que alude a producirlo, el cumplir o hablar sobre nuestros apetitos sexuales llegando a fantasear basta para encontrarnos uno con el otro y no querer parar…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s